Diario Laboral

Facebook no te paga

Posted on: 22 junio, 2011

Las últimas semanas no he tenido mucho tiempo para escribir, estuve trabajando nuevos proyectos, dentro de la oficina y en casa, por lo que no me había percatado que ya llevo casi un mes sin post nuevo en el blog. Para mi satisfacción vengo desarrollando los proyectos sin mayor problema que tener más brazos para poder avanzar más, fuera de esto,he evitado con mucho ahínco procrastinar (dejar lo relevante por lo lúdico). En el tiempo libre que tengo paso como mochilero por facebook, a veces me detengo a ver las horas en la que la gente comparte sus inquietudes o noticias, y, la verdad, no se sorprende ver que se comunican en horas de trabajo, es por eso que quiero compartir con ustedes una reflexión corta sobre este tema.

Las redes sociales, sobre todo facebook y twitter, son los pilares de la ansiedad, nos hipnotizan para caer en la tentación y pecar con la distracción, que si muy bien no encaja con uno de los pecados capitales, podría estar incluido en los 10 mandamientos del colaborador dentro del trabajo.

Tiempo atrás, en mi afán de descubrir si las redes sociales afectan nuestro desempeño laboral, solté una pregunta en facebook para el debate: ¿Se debería permitir a los colaboradores el ingreso a las redes sociales en horas de trabajo?. Como siempre, unos estaban a favor y otros en contra. De entre todas las respuestas la que me cayó como un baldaso de agua fría a las 3 de la madrugada, fue: “No te pagan para eso”, que concreta, frívola y ácida estuvo esta respuesta, y a la vez cien por ciento correcta: “NO TE PAGAN PARA ESO”. Es verdad. Al recibir nuestros honorarios mensuales, no nos dicen: “gracias por entrar a las redes sociales y conversar con tus amigos”, o “gracias por estar muy bien actualizado con noticias coyunturales que no tienen nada que ver con nosotros”. Nos pagan por ser cada vez más productivos en nuestros oficios, lejos de cumplir metas impuestas en los calendarios de nuestros jefes; nosotros debemos llevar a un nivel superior nuestro trabajo; personas como Bill Gates no tuvieron mucho descanso para alcanzar sus sueños.

La otra cara de la moneda. Es cierto también, que el trabajo suele ser agotador, y muy estresante, de vez en cuando merecemos, o eso es lo que creemos, un resposo, un “alto” en nuestras actividades labores para poder “estirarnos” y retomarlas con mucha más fuerza, pero seamos sinceros: ¿Aún nos podemos concentrar?. Se hace difícil mantener la concentración pensando que van ha publicar tus amigos en unos instantes o que esta haciendo tu enamorado(a) ahora mismo, ¿en qué estará pensando?, etc; dicen que la curiosidad mató al gato.

El internet tiene muchos beneficios, pero hay que saber utilizar sus recursos en el momento adecuado, sin perjudicar nuestro trabajo ni el de otros.

Concentremosnos más en la meta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a Diario Laboral, y recibir notificaciones de nuevos artículos por correo.

Únete a otros 8 seguidores

Archivos

Blogs Perú

A %d blogueros les gusta esto: