Diario Laboral

Crisis interna: La responsabilidad con tu equipo

Posted on: 7 marzo, 2011

Una empresa “sólida”, que crece de manera constante guiada por el único afán de expandir el negocio, puede estar sufriendo una crisis interna con sus trabajadores, una crisis que, por ahora, actúa de manera silenciosa, pero que pronto podría exteriorizarse si no se detecta y soluciona a tiempo.

Problemática

Una investigación cualitativa llevada a cabo por el área de comunicación interna de 300Sesenta Comunicaciones (en la cual me baso para este artículo), sobre la percepción de los colaboradores de la “empresa X”, arrojó datos sumamente alarmantes, donde se obtuvo toda clase de respuesta; la gran mayoría negativas. Esto resulta aún más preocupante viniendo de una corporación que tiene mucho años en carrera, y que además, se coloca entre los primeros puestos en su sector.

El foco central del problema es el poco interés de la directiva por conocer a sus colaboradores; no saber cómo se sienten con respecto a su trabajo y el ambiente que los rodea, esto representa una clara desventaja para el desarrollo de la empresa en todo aspecto. Un trabajador fastidiado puede ser el promotor de un malestar generalizado, que culminaría dejando en desolación a la empresa por falta de personal.

Se deshilachan los lazos
Los problemas internos se crean por diversos factores como: el mal trato (Jefe-Colaborador), abuso de la estructura jerárquica por el cargo que ocupa (el de menos rango esta expuesto), habladurías entre áreas (ejemplo: área administrativa versus almacén), no existe incentivos de ningún tipo, no hay compañerismo, entre otros. Estos puntos hostiles son los que debilitan el compromiso: trabajador – empresa, que hace que el colaborador no demuestre lo que puede hacer a favor de la corporación y se limite solo a cumplir con sus tareas establecidas, sin desarrollar ningún tipo de talento o habilidad especial, llegando a estancarse y sintiéndose frustrados.

¿Qué piensan los colaboradores?
Esta relación deteriorada en el tiempo, ha llevado a los trabajadores a crearse un concepto poco grato de la empresa. Cuando se les preguntó sobre la percepción que tienen sobre la empresa, respondieron:

  • “Trabajo porque tengo compromisos establecidos, compromisos que cumplir con mi familia”.
  • “No tengo alternativa porque es trabajo finalmente”.
  • “Me llevo muy mal con mi jefe por su mal trato”.
  • “Trabajo mucho, gano muy poco. Mi puesto en otras empresas tiene un mejor sueldo, no será mucho pero sería un aliciente más a mi trabajo”.
  • “No sentimos crecimiento ni realización profesional sólo más carga de trabajo, no existe compañerismo ni buen clima para venir a trabajar motivado todos los días”.
  • “Vengo porque en fin…” (La respuesta más penosa)

Nos darnos cuenta que las respuestas reflejan el nivel de insatisfacción que tienen los trabajadores con respecto a la empresa, y revelan que el único motivo que los mantiene es: no encontrar una mejor oferta laboral, lo cuál podría cambiar en cualquier momento, en especial si la competencia está atenta.

De invidual a grupal
En un momento cuando este problema estuvo incubandose, fue invidual, es decir: los trabajadores se fastidiaban con la empresa, pero no lo comentaban con sus compañeros, ahora después que la plaga se ha propagado, ha terminado por ser un problema generalizado. (Los grupos se inician por una afinidad con sus integrantes, en este caso: la incomodidad con la empresa).

Es momento de actuar

la primera parte de la investigación nos sirvió para reconocer el problema. En esta segunda parte analizaremos lo que esperan los trabajadores y qué debemos hacer con los datos obtenidos.

¿Qué quieren los trabajadores?
El trabajo no es solo un medio -honesto- de obtener dinero y asumir responsabilidades en la vida, también debe ser un motor para el desarrollo de cada persona en lo profesional, impulsándolo a ser mejor cada día.

A nadie le gusta trabajar en las condiciones antes mencionadas, por eso hoy en día todas sus peticiones son las más lógicas y además son un derecho laboral:

  • Buen clima laboral.
  • Mejor trato: Jefe-colaborador.
  • Incentivos en el trabajo.
  • Reconocimiento de logros.
  • Aumento progresivo del sueldo.
  • Respeto.
  • Capacitaciones.

Si ellos no tienen esto, tengamos por seguro que no darán el 100% de ellos mismos, y no podremos sobre pasar ese techo al que ha llegado la empresa.

Plan de Comunicación
Tengamos claro que el factor clave es el tiempo, todo este caos no se desató de la noche a la mañana, tuvo su proceso. Debemos crear un plan estratégico para poder eliminar el problema de manera progresiva, no será fácil, pero debemos ser constantes y respetar el conjunto de acciones que se van a ejecutar.

Capacitaciones
Se debe preparar primero a los jefes para ser buenos líderes, recordemos que ellos serán la voz de los trabajadores frente a la gerencia general.
Características de un buen líder:

  • Sabe cómo comunicarse con su equipo.
  • Tiene una buena relación con cada uno de los integrantes del grupo.
  • Inspira respeto por su honestidad, no por su carácter.
  • Plantear objetivos e involucrar a su gente.
  • Ayuda al desarrollo profesional del equipo.
  • Conoce las fortalezas y debilidades del equipo.
  • Tiene carisma.
  • Asume la responsabilidad que tiene con el equipo.

No sólo los Jefes deben recibir capacitaciones, sino los mismos empleados. Se debe fomentar el trabajo como parte del desarrollo en un plan de vida. Si ellos disfrutan lo que hacen podrán aportar mucho más.
Características de un buen trabajador:

  • Siempre está dispuesto a ayudar; es colaborador.
  • Es emprendedor.
  • Se preocupa por desarrollar mejor su trabajo y aprender más.
  • Se encarga de fomentar el compañerismo con sus propias acciones.
  • Es optimista.

La empresa debe encargarse de incluir en el plan un manual con el perfil del trabajador, que les servirá de guía para saber qué tipo de personas necesita la empresa.

Crear valores en la empresa
Los valores son la columna vertebral de la empresa. Son principios que deben regir en nuestro comportamiento frente a nuestros clientes y socios, todos los miembros de la empresa deben respetarlo. Ejemplos: honestidad, respeto, cordialidad, lealtad, etc.

Objetivos de la empresa
La empresa debe mostrarse clara en sus planes de corto y largo plazo, debe informar sobre el papel importantísimo que desarrollan los trabajadores en estos planes para el crecimiento de la empresa y en qué los beneficiaría.

Integración del equipo
Organizar: charlas, dinámicas, paseos, etc. Todo tipo de ejercicio que ponga nuevamente en marcha el trabajo en equipo y limen asperezas entre los miembros.

En Conclusión
Todos los trabajadores merecen respeto y consideración por igual, recordemos que ellos son pieza fundamental en el crecimiento de la empresa. La comunicación no debe ser vertical, ni abusiva, debe ser horizontal y honesta para generar compromiso, buscando un bien común.

Anuncios

6 comentarios to "Crisis interna: La responsabilidad con tu equipo"

Yayo. Lamentablemente existen un gran porcentaje de empresas que no practican acciones para fidelizar a sus trabajadores, y que no se dan cuenta de lo grave de esta decisión. Es importante aceptar que una empresa marcará la diferencia dentro del mercado no sólo por su producto, también por la calidad de servicio que brindan sus trabajadores, lo cual depende del estado de ánimo, y nivel de compromiso hacía la empresa en donde trabaja. Asimismo, más allá de evaluar resultados monetario se pensar en que internamente contamos con gente en la cual podemos confiar, que vivir con la idea que alguien podría traicionar a la empresa porque no se siente bien con el trato que le dan. Este compromiso puede darse cuando hacemos que el colaborador se convierta en parte del crecimiento de la empresa.

A veces este tema es minimizado por gerencia, pero es un tema que no se debe descuidar.

Gracias por el comentario y la información =).

Es cierto que para muchas personas lo primordial es que tengas un trabajo y que te paguen por ello, sin importar si te gusta o no lo que haces. Sin embargo, tarde o temprano terminas muy harto de tu trabajo y lo haces mal y eso obviamente perjudica a la empresa, porque creas un mal ambiente de trabajo (aunque no lo hagas apropósito pero los otros lo perciben).

Para mí, y eso recién lo comprendo ahora que estoy en una empresa pequeña y que veo desde el fondo sus fuerzas y debilidades, es mucho más gratificante tener un vínculo de entrega con la empresa ya que todos los obstáculos que pases y logros que se obtengan los vas a sentir como tuyos ya que sabes que has trabajado muy duro para ello y esa satisfacción es algo que no se puede comprar con dinero.

Muy bueno tu aporte Vane. El trabajo tiene que ser parte de un plan de vida.

[…] No dejes para mañana lo que debes hacer hoyCrisis interna: La responsabilidad con tu equipoMejorando la comunicación con […]

[…] a las necesidades, mejor dicho, a las personas, por eso es necesario profundizar en el tema de conocer a tu gente, para que puedas identificar que formulas puedes usar, y en esta parte hay que pedir opiniones y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a Diario Laboral, y recibir notificaciones de nuevos artículos por correo.

Únete a otros 8 seguidores

Archivos

Blogs Perú

A %d blogueros les gusta esto: